Cómo negociar el salario y los beneficios en una entrevista con un gerente o directivo

Negociar el salario y los beneficios en una entrevista laboral puede resultar un proceso intimidante para muchas personas. Sin embargo, es importante reconocer que esta etapa de la entrevista es crucial para asegurar una compensación justa y equitativa por nuestro trabajo. En este artículo, te brindaremos consejos útiles sobre cómo abordar esta situación y lograr un acuerdo favorable con tu potencial empleador.

1. Investiga el mercado y conoce tu valor

Antes de comenzar cualquier negociación salarial, es crucial realizar una investigación exhaustiva del mercado laboral y determinar tu valor en función de tu experiencia, habilidades y educación. Investiga los rangos salariales promedio para tu puesto en tu sector y, si es posible, obtén información específica de la empresa con la que estás negociando. Esto te permitirá tener una base sólida para la negociación y evitar aceptar una oferta que esté por debajo de tus expectativas o el promedio del mercado.

Ejemplo: Imagina que estás aplicando para un puesto de gerente de marketing en una empresa de tecnología. Realiza una investigación en línea para conocer los rangos salariales para ese puesto en empresas similares dentro de tu área geográfica. Esto te dará una idea más clara de dónde posicionar tus expectativas salariales durante la negociación.

2. Establece una gama salarial objetiva

Una vez que hayas investigado y determinado tu valor en el mercado laboral, es hora de establecer una gama salarial objetiva. Esta gama deberá incluir un rango mínimo y máximo dentro del cual te sentirías cómodo aceptando una oferta de salario. Cuando discutas sobre el salario con el gerente o directivo durante la entrevista, menciona tu gama salarial objetiva y explica los motivos detrás de ella, como tu experiencia y habilidades relevantes para el puesto.

Ejemplo: Supongamos que, después de tu investigación, determinaste que el rango salarial para el puesto de gerente de marketing en tu área es de $50,000 a $60,000 al año. Durante la entrevista, menciona que basado en tu investigación, tu expectativa salarial se encuentra dentro de ese rango debido a tus habilidades y experiencia.

3. Destaca tus logros y resultados

Durante la negociación salarial, es esencial destacar tus logros y resultados relevantes para el puesto al que estás aplicando. Hablar específicamente sobre tus contribuciones pasadas y cómo has agregado valor a las empresas anteriores puede ayudarte a demostrar tu valía y respaldar tus expectativas salariales. Confiere confianza y demuestra que eres un candidato cualificado que merece una compensación adecuada por tu desempeño.

Ejemplo: Si en tu puesto anterior lograste aumentar las ventas en un 20% en solo seis meses, menciona este logro y cómo tus estrategias y habilidades contribuyeron a este éxito. Esto demostrará tu capacidad para generar resultados y respaldará tu argumento para recibir una compensación adecuada.

4. Considera los beneficios adicionales

Además del salario base, no olvides considerar los beneficios adicionales que podrían estar disponibles en la empresa. Algunos ejemplos de beneficios pueden ser seguro médico, días de vacaciones, oportunidades de capacitación y desarrollo, bonificaciones por desempeño, entre otros. Ten en cuenta estos beneficios y decide cuáles son importantes para ti y cómo pueden influir en tu decisión final. Durante la negociación, menciona tus expectativas y pregunta sobre los beneficios disponibles para el puesto.

Ejemplo: Si tienes la intención de obtener un título avanzado en el futuro, asegúrate de preguntar sobre oportunidades de desarrollo profesional y programas de apoyo educativo. De esta manera, podrás evaluar si la empresa se alinea con tus metas a largo plazo y si están dispuestos a invertir en tu crecimiento profesional.

Diferencias con la negociación de salario en roles no gerenciales

Si bien los consejos previos son aplicables para la negociación salarial en roles gerenciales o directivos, es importante destacar algunas diferencias. A menudo, en estos roles de mayor responsabilidad y autoridad, se espera una negociación más detallada y exhaustiva. Además, es posible que los gerentes o directivos tengan más margen para negociar en términos de salario y beneficios debido al nivel de influencia que tienen en la toma de decisiones de la empresa.

Ejemplo: Si estás buscando un puesto gerencial, es posible que tengas más margen para negociar un salario más alto en comparación con roles no gerenciales. Sin embargo, también es importante tener en cuenta la estructura salarial de la empresa y no excederse en tus expectativas de manera irrazonable.

Preguntas frecuentes (FAQs)

1. ¿Es recomendable discutir el tema salarial durante la primera entrevista?

Idealmente, es mejor esperar hasta la segunda o tercera etapa de la entrevista antes de abordar el tema salarial. Esto le dará tiempo a la empresa para evaluar tu idoneidad para el puesto y mostrará tu interés y compromiso con el trabajo en lugar de enfocarte únicamente en la compensación.

2. ¿Qué debo hacer si la oferta salarial está por debajo de mis expectativas?

Si la oferta salarial está por debajo de tus expectativas, considera negociar. Explica tus razones y presenta argumentos sólidos respaldados por tu investigación de mercado y tus logros pasados. Si no es posible llegar a un acuerdo, deberás evaluarte a ti mismo si la oferta es adecuada para ti o si debes continuar buscando otras oportunidades.

3. ¿Cuándo es el momento adecuado para discutir los beneficios adicionales?

Puedes discutir los beneficios adicionales durante la misma etapa en que discutes el salario. Sin embargo, es recomendable esperar hasta que se haya ofrecido un salario base antes de profundizar en los beneficios para no distraer la discusión principal. Una vez que se haya establecido el salario, puedes mencionar tus expectativas y preguntar sobre los beneficios disponibles.

En resumen, negociar el salario y los beneficios en una entrevista con un gerente o directivo requiere investigación previa, establecimiento de expectativas objetivas y destacar tus logros pasados. Recuerda que la negociación es un proceso y puede tomar tiempo llegar a un acuerdo satisfactorio para ambas partes. Mantén una actitud positiva, confía en tu valor y no temas pedir lo que consideras justo. ¡Buena suerte en tu próxima entrevista!

Carrito de compra

Accede a herramientas de Empleabilidad TOP​

Te enviaremos herramientas y tips de empleo a tu correo (para tu CV, LinkedIn y más)