Respuestas a preguntas comunes en la entrevista

Hábleme de usted
No hay que andarse por las ramas. Nunca responder sin antes haber concretado si el entrevistador desea oir hablar sobre la vida privada o profesional.

¿Cuál es el motivo de su éxito en esta profesión?
Con esta pregunta, el entrevistador no desea oír un relato sobre las causas del triunfo, lo que le interesa saber es cómo actuaría una persona en el trabajo. Personalizar e incorporar valores clave de nuestro perfil personal, profesional y de empresa es lo correcto.

¿Qué desea encontrar en nuestra empresa?
Desear una empresa donde las características personales y profesionales permitan colaborar en la obtención de las metas clave de la empresa. No mencionar lo que se quiere de la empresa, expresarse en términos de lo que haríamos por ella. La palabra clave es “colaboración”.

¿Qué experiencia posee usted en relación con este puesto?
Esta pregunta es la oportunidad esperada para convencer al entrevistador de nuestra valía, pero antes de contestar, asegurarse de saber cuáles son los aspectos más críticos para el entrevistador. El entrevistador no busca un competente ingeniero, vendedor o administrativo; desea encontrar a la persona que sea capaz de trabajar rápidamente y de forma eficaz en los proyectos actuales.

En la entrevista, la empresa hace un esbozo del puesto, pero lo que desea es contratar a la persona que solucionará los problemas.

¿Qué planes tiene para su futuro profesional?
Es una forma rebuscada de preguntar: “¿En qué puesto desearías estar dentro de cinco años?”. La trampa en la que caen todos los que inician su carrera profesional es contestar “en un puesto de dirección”, porque creen que así demuestran ambición y empuje.

Pero se ha convertido en una respuesta tan trillada que genera una cadena de nuevas preguntas difíciles de responder, con acierto, por los
recién graduados: ¿Cómo define la dirección? ¿Cuál es la principal responsabilidad de la dirección?

La respuesta más segura es la que nos identifica con la profesión que vamos a iniciar como carrera. “En cinco años confío en convertirme en un profesional experto, con plenos conocimientos sobre la empresa, la industria y las oportunidades que se presenten ante mí…”.

¿Con qué clase de personas le gusta trabajar?
Esta es la parte sencilla de contestar en una engañosa pregunta. Naturalmente: “Con personas satisfechas de su trabajo, honradas,
sinceras y con dedicación…”

¿Por qué ha cambiado de trabajo tan a menudo?
Justificarlo con el tema de la juventud y comentar el error que supone saltar de empresa en empresa. Intentar convencer al entrevistador de que los cambios no fueron debidos al poco rendimiento en el trabajo.

¿Por qué estuvo sin trabajo tanto tiempo?
Tener preparada una adecuada explicación para todos los períodos de desempleo. En caso contrario, es difícil que hagan una oferta de trabajo. Hay que decir la verdad, todo el mundo comprende que la situación laboral es difícil para muchos.

¿Cuál es su punto débil?
Esta pregunta es una clara invitación para poner la soga al cuello. Rechazar la invitación. La mejor salida es una respuesta generalizada que se relacione con algún rasgo clave positivo. Elabora la respuesta de manera que la “debilidad” aparezca al final como una característica positiva. Hay que conseguir convertir una pregunta muy comprometida en una oportunidad para promocionar el perfil profesional.

¿Cuál es su punto fuerte?
Concentrarse en el pasado y mencionar un par de factores clave de cada categoría de perfil.

¿Cuánto desea ganar?
Una respuesta equivocada puede valer la eliminación inmediata. Siempre existe la tentación de pedir un salario elevado, a sabiendas de que luego se rebajará la cantidad, pero es un enfoque miserable. Las empresas manejan unas tablas salariales muy estrictas para cada puesto, de manera que una respuesta inapropiada borrará todas las posibilidades de obtener el empleo.

¿Cuál es la solución? Una respuesta como “deseo ganar tanto como mis cualificaciones y experiencia permitan”. No estaría
de más añadir a esta pregunta al final ¿cuál es la cifra que ustedes asignan para este puesto?

¿Qué le gustaría estar realizando dentro de cinco años?
La respuesta más prudente consiste en desear ser considerado como un buen profesional y una persona integrada. Antes de concretar más, hay que conocer las oportunidades reales de promoción dentro de la empresa.

Carrito de compra

Accede a herramientas de Empleabilidad TOP​

Te enviaremos las herramientas I.A. a tu correo (para optimizar tu CV, Networking, LinkedIn y más)