logo
logo

Desarrolla habilidades que te ayudarán a lograr objetivos, subir de cargo y aumentar tu valor en el Mercado Laboral

Luis Prado

Coach Laboral. LinkedIn trainer y Headhunter

Luis Prado

Coach Laboral. LinkedIn trainer y Headhunter

Comunicación oral

Una buena forma de explicar temas complejos a una audiencia con poca preparación es seguir estos pasos:

1. Simplifica el tema: trata de eliminar todas las palabras y conceptos innecesarios del tema para que sea más fácil de entender.

2. Usa ejemplos: utiliza ejemplos claros y sencillos para ilustrar los conceptos complejos que estás tratando de explicar.

3. Usa analogías: las analogías son una excelente manera de hacer que los conceptos complejos sean más fáciles de entender.

4. Utiliza visualizaciones: utiliza gráficos, imágenes o videos para ayudar a visualizar los conceptos complejos.

5. Haz preguntas: haz preguntas a la audiencia para asegurarte de que están entendiendo el tema y para involucrarlos en la explicación.

En cuanto a los ejercicios, puedes practicar la explicación de temas complejos a través de la realización de presentaciones o charlas frente a un público, grabando tus explicaciones y viéndolas posteriormente para evaluar tu desempeño y mejorar en áreas específicas, o ensayando con amigos o colegas y recibiendo retroalimentación constructiva.

Ajustar el lenguaje a la audiencia es una habilidad importante para lograr una comunicación efectiva, y una forma de hacerlo es:


1. Investigando sobre la audiencia antes de la presentación, considerando su nivel de conocimiento y experiencia en el tema que se va a tratar. 

2. También es importante tener en cuenta el contexto y la finalidad de la presentación.

3. Otra forma de ajustar el lenguaje es utilizar ejemplos o analogías que sean relevantes para la audiencia, y evitar jergas o tecnicismos que puedan resultar confusos. 

4. Además, es importante mantener un tono claro y conciso, evitando palabras o frases innecesarias que puedan distraer al público.

Para aprender a usar ejemplos ilustrativos que atraen a una audiencia, te recomiendo seguir estos pasos:

1. Identifica tu público objetivo: Antes de elegir ejemplos ilustrativos, es importante saber quiénes son tus espectadores y qué les interesa.

2. Busca ejemplos relevantes: Investiga ejemplos que estén relacionados con el tema que vas a presentar y que sean fáciles de entender.

3. Sé creativo: Añade tu toque personal y utiliza ejemplos que sean inesperados o sorprendentes para mantener la atención de tu audiencia.

4. Practica: Haz simulaciones de presentaciones y utiliza diferentes ejemplos para ver cuáles funcionan mejor.

5. Pide retroalimentación: Después de cada presentación, pide retroalimentación para saber qué funcionó y qué no, y así poder mejorar.

¡Espero que estos consejos te ayuden!

Para aprender a ofrecer un contexto más amplio para una historia sin volverla innecesariamente complicada, te recomiendo seguir estos pasos:


1. Identifica la idea principal de tu historia: Antes de comenzar a contar tu historia, es importante que sepas cuál es la idea principal que quieres transmitir.

2. Crea un esquema: Organiza la información de tu historia en puntos clave para que puedas tener una visión general y saber qué información necesitas incluir y qué no.

3. Sé claro y conciso: Asegúrate de que el contexto que ofreces sea fácil de entender y no se convierta en una distracción para la historia principal.

4. Utiliza ejemplos relevantes: Si necesitas ofrecer un contexto más amplio, utiliza ejemplos relacionados con la historia para que sea más fácil de entender.

5. Practica: Haz simulaciones de contar historias y ve ajustando el contexto para encontrar el equilibrio perfecto entre información necesaria e innecesaria.

6. Pide retroalimentación: Después de cada práctica, pide retroalimentación para saber si el contexto fue suficiente o si se volvió innecesariamente complicado.

¡Espero que estos consejos te ayuden!

Para aprender a hacer buen uso de tu voz, te recomiendo seguir estos pasos:

1. Conoce tu voz: Presta atención a cómo suenas al hablar y encuentra tu tono natural. Esto te ayudará a saber en qué aspectos debes trabajar.

2. Trabaja en la respiración: La respiración es fundamental para tener un buen tono de voz. Practica ejercicios de respiración profunda para mejorar la capacidad pulmonar y controlar el flujo del aire al hablar.

3. Haz calentamiento vocal: Antes de hablar en público, realiza ejercicios de calentamiento vocal para preparar tus cuerdas vocales y evitar lesiones.

4. Trabaja en la entonación: Practica variar la entonación para dar énfasis y expresividad a tus palabras.

5. Controla el volumen: Aprende a modular el volumen de tu voz para que sea adecuado al espacio en el que estás hablando y al tamaño de tu audiencia.

6. Graba y escucha: Graba tu voz mientras hablas y escucha la grabación para detectar aspectos que puedas mejorar.

7. Pide retroalimentación: Después de hablar en público, pide retroalimentación sobre tu voz para saber si has mejorado y en qué aspectos puedes seguir trabajando.

¡Espero que estos consejos te ayuden!

1669579505619 modified

Luis Prado González

Con amplia experiencia apoyando a profesionales en Estados Unidos, Latinoamérica y España. LinkedIn Marketing Certified y HR Influencer 2022, con más de 130 mil seguidores en LinkedIn.

© 2023 Cneurocoaching.    Política de Privacidad.    Aviso Legal.    Política de Cookies..

Accede a herramientas de Empleabilidad TOP​

Te enviaremos las herramientas I.A. a tu correo (para optimizar tu CV, Networking, LinkedIn y más)